Cojín para Bebé MIMOS

$64.990 CLP

Talla
Cantidad
- +

El Cojín Mimos ha sido desarrollado especialmente para la prevención y corrección de las deformidades craneales durante los primeros meses de vida del bebé, como plagiocefalia o más conocida como "Síndrome de la cabeza plana".


Esta desarrollado en función de la edad del bebé y de su tamaño, proporcionándole así un mejor soporte para su cabeza y logrando una mayor eficacia en el tratamiento de las asimetrías craneales, permitiendo además que el bebé pueda realizar los movimientos de manera segura y cómoda.

Elegir la talla en base a la circunferencia craneal.
TALLA XS: para bebés con perímetro craneal entre 37 cm (PREMATURO)
TALLA S: para bebés con perímetro craneal entre 36-46 cm
TALLA M: para bebés con perímetro craneal entre 42-49 cm
TALLA L: para bebés con perímetro craneal entre 49 cm (18 MESES)

 

El producto es lavable, respirable y proporciona excelente soporte a la cabeza y cuello del bebé.

Para más información puedes ver este video

https://youtu.be/rR2XuXJJeSE

 

POR QUE MIMOS NO ES UNA ALMOHADA?

Mimos® tiene una finalidad terapéutica. Los productos Mimos® gozan de la calificación de dispositivos sanitarios de Clase I, están sometidos a farmacovigilancia y cumplen con los estándares europeos más exigentes de calidad y seguridad aplicables a estos productos, por eso Mimos® no es una almohada como las comúnmente destinadas a mejorar el descanso, aunque podría confundirse con éstas por su forma de uso.

POR QUE MIMOS ES EFICAZ?

Gracias a su diseño anatómico y a los materiales empleados en su confección, el Cojín Mimos® logra distribuir el peso de la cabeza del bebé en una superficie más amplia y evitar que éste se concentre únicamente sobre la zona de contacto (causa principal de las deformidades craneales posturales postnatales), logrando así aliviar la presión craneal hasta en un 400% y permitiendo su normal desarrollo. Su estructura tridimensional le otorga además excelentes propiedades de absorción y transpiración. Distintos estudios clínicos acreditan su eficacia, que es más alta durante los primeros 6 meses de vida, cuando el cráneo es especialmente moldeable. Tras este periodo resulta más complicado corregir este tipo deformidades ya que el cráneo adquiere una mayor consistencia, aunque es hasta los 16-18 meses (edad en la que las fontanelas craneales se cierran) cuando todavía será posible corregirlas, y lo más importante, evitar que se agraven. Por ese motivo, la prevención y la atención temprana se revelan como la mejor forma de abordar este tipo de dolencias, alternando el uso de Mimos® con otras técnicas como el porteo o el Tummy Time, o incluso en combinación con bandas ortésicas, cuando el caso lo requiera.