CONDICIONES GENERALES DE VENTA

DEL PRODUCTO

Madremía es una empresa dedicada al desarrollo de productos innovadores para la etapa de embarazo y lactancia, donde en su gran mayoría han sido cuidadosamente diseñados y fabricados en Chile.

Los productos de las marcas asociadas a Madremía (Medela, Karam, etc.) han sido seleccionados especialmente para apoyar tu etapa de embarazo y lactancia y complementar la oferta de productos de vestuario.

Madremía no se hace responsable por la falla o problema de alguno de estos productos, sin embargo, nos comprometemos a proporcionarte toda la información necesaria para contactar al proveedor o realizar un cambio.
DE LAS FORMAS DE PAGO

Para facilitar tu experiencia de compra operamos con la  plataforma de pagos PagoFácil a través de la cual puedes acceder a distintos medios de pago, elige el que más te acomode para que tu compra llegue lo antes posible a tus manos!

Puedes pagar con tus tarjetas de crédito o débito eligiendo Webpay, también puedes pagar vía transferencia electrónica conectándonos con tu banco a través de Khipu o directamente confirmándonos de la transferencia con nuestro Servicio al Cliente, o también con un pago en efectivo por caja a través de Multicaja

Si operas con plataformas internacionales también operamos con Paypal. Tenemos todas las opciones disponibles para que puedas pagar de la manera que más te convenga.

DEL PROCESO DE COMPRA Y DESPACHO
Una vez realizado tu pedido a través de la web y confirmado el pago exitoso, Madremía coordinará el despacho al cliente. No se
realizarán envíos de ningún tipo sin el pago previo del pedido. Los costos de
despacho son asumidos por el cliente.

Madremía no se hace responsable por demoras o problemas propios del transportista al momento de despachar, sin embargo, nos comprometemos a entregarle al cliente toda la información necesaria para hacer seguimiento de su pedido en caso de cualquier demora.

El cliente deberá asegurarse que el pedido será recibido en la dirección estipulada, dentro de los rangos horarios en que el transportista despacha. Teniendo en consideración que el transportista intenta 2 VECES para despachar, si el pedido no es recibido dentro de esos 2 intentos,
el cliente deberá asumir nuevamente el costo del despacho.